Éxito empresarial

En una conversación de hace años, Steve Jobs confesó que se sentía molesto cuando oía a los jóvenes emprendedores de Silicon Valley utilizar el término “exit strategy”: estrategia de salida, la venta rápida y muy lucrativa de una start-up. Para Jobs, esa actitud no pasaba de ser una ambición demasiado pequeña. Esos mismos emprendedores podrían estar, ahora mismo, intentando construir compañías que durasen décadas, un siglo, o incluso más.

Ahora mismo, el éxito en el mundillo de los emprendedores de Internet consiste en que te compren por una pasta, en salir a bolsa, en hacerse millonario.

A mí me parecen opciones muy respetables. Yo no tengo nada en contra de que la gente gane dinero vendiendo su empresa. Me parece bien. Pero también creo que, desde el punto de vista del emprendedor, no deja de ser un cierto fracaso.

Hay gente que monta su empresa por dinero, es cierto. Pero yo no lo siento así.Yo creo que, cuando montas una empresa lo haces porque tienes un proyecto vital que va más allá de ganar dinero. Tiene mucho más que ver con conseguir que una idea -tu idea- funcione, con tus ganas de cambiar el mundo o, en mi caso concreto, con construir un sitio en el que la gente disfrute con lo que hace, y sea feliz trabajando.

Por eso creo que cuando, como emprendedor, no consigues construir lo que quieres y tienes que vender “tu proyecto”, ahí hay un cierto fracaso.

Vaya por delante que la opción de vender está muy bien, yo lo he hecho en alguna ocasión. Es un éxito para quien  lo consigue, y espero que los fundadores de Buyvip, por poner un ejemplo, disfruten mucho de lo que han ganado. Siempre es bueno que haya emprendedores como ellos que, después de vender por mucho dinero, pueden dedicar parte de esos fondos a montar pequeños proyectos con los que contribuyen al desarrollo del país.

Pero me gustaría decir que, desde un punto de vista ético, y de valores personales, el dinero no es la clave de esto.

Piensa en las personas a las que admiras. Piensa en grande, no te quedes en la pequeña ambición. Piensa en Jesucristo o Buda. No les admiras porque  hayan hecho dinero, sino por todo lo que han dado a los demás.

El dinero está muy bien. A mí me gusta y me parece una opción muy lícita. No tengo nada en contra, es mas también me gusta. Pero estoy convencido de que el dinero no puede ser el objetivo fundamental de un proyecto emprendedor.

Para mi, IMHO, el éxito como emprendedor es conseguir que tu empresa funcione, que sea rentable, que genere puestos de trabajo, o que consiga, simplemente, transformar la manera en que la gente hace las cosas. Yo creo que esta es la definición del éxito emprendedor.

Steve Jobs es uno de los pocos emprendedores que admiro. Es un tío realmente innovador, un auténtico revolucionario, que ha sido capaz de hacerlo mas de una vez, alguien que ha sido capaz de cambiar las cosas. Su sueldo es simbólico, de solo un euro. Ya sé que tendrá de todo, que no le faltará de nada. Pero estoy seguro también de que Jobs no está metido en esto por dinero. Él no está ahí para vender, sino  para construir, para seguir construyendo su proyecto.

Por eso digo que el éxito no está en el que gana dinero -aunque está muy bien ganar dinero-. El éxito es otra cosa. El éxito está en crear algo que de verdad contribuya a mejorar la vida de los demás; un proyecto que nos ayude a cambiar las cosas para hacer que, de alguna manera, el mundo sea un poco mejor.

26 thoughts on “Éxito empresarial”

  1. Creo que el dinero hay que verlo como un medio y no como un fin.

    Sin dinero no puedes (o es muy complicado) llevar adelante proyectos empresariales por muy emprendedor o mucha iniciativa que tengas.

    Estoy totalmente de acuerdo que quien monta una empresa con la intención de venderla no puede aportar la pasión y las ganas de quien monta algo como proyecto de futuro y como forma de vida.

    Pero que alguien quiera invertir su dinero, confiar en tí, apostar por tu idea eso sí que debe considerarse todo un éxito.

    1. Hola Jorge,

      Es verdad que el dinero ayuda, y es muy importante, pero no es la única opción.

      Gracias por el comentario.

  2. El dinero es cómo la comida. La necesitas para vivir, es bueno guardar algo de comida para mañana, pero no haces nada con almacenar toneladas de comida. Incluso es muy satisfactorio compartir comida. Pero el objetivo de la vida no es comer, ni tener comida.

    Muy buen artículo. Te estas superando Agustin.

  3. Siempre puedes forrarte con el primer proyecto y luego, si eso, cambiar el mundo con el segundo, ¿que opinas del ejemplo Mark Shuttleworth – Thawte – Canonical/Ubuntu?

    1. Cierto es. Pero también creo que Mark (a quién vi en una aKDEmy en Málaga) no se metió en ésto por pasta. La hizo, se gastó una buena parte en ver la Tierra desde el espacio, y siguió haciendo lo mismo: disfrutar, divertirse.

      1. Yo conozco a Mark, He cenado con el un par de veces, y te puedo asegurar que hablamos de todo menos de cuanta pasta pensaba ganar.

        No se lo que el piensa, pero lo que trasmitía era pasión por Ubuntu.

        Gracias por los comentarios.

  4. Agustín, no puedo estar más de acuerdo contigo, esa es la filosofía que intentamos llevar adelante en mi empresa, incluso alguna vez se nos ha criticado diciendo que si la meta no es el dinero, entonces no eres empresario, algo que no comparto para nada. Ganamos dinero, queremos ganar más, pero los proyectos que acometemos son por pasión y realización personal. Un saludo y gracias por escribir lo que algunos también pensamos.

  5. No puedo estar mas de acuerdo. El pelotazo como objetivo último condiciona las capacidades de las nuevas iniciativas.

  6. Muy inspirador, no es fácil encontrar gente que piense como tú Agustín. Hay empresarios con objetivos de éxito rápido, … y otros de proyecto vital. Me apunto a estos últimos.

  7. Me pareció muy bueno tu articulo! Yo soy un joven en búsqueda del éxito, apenas tengo 19 años y creo que tienes toda la razón. Considero que el dinero es esencial para emprender un negocio pero al fin y al cabo el éxito dependerá de tu pasión y entrega por lo que haces, pero sobre todo por el grado en el que buscas un bien para los demás.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *