Burbuja emprendedora

El sábado pasado participe en la comida organizada por Sergio y Javier, nos reunimos un grupo de gente que se dedica al mundo de la empresa en el mundo de la tecnología e internet. Me gusto mucho el concepto que Sergio compartió de la burbuja emprendedora. Está de moda, ahora lo de ser emprendedor mola, y lo de tener una Start-up mola todavía mas.

Quizás son los años de experiencia pero Sergio anticipa, con buen criterio, que dentro de poco veremos un plan nacional de emprendedores o una secretaría de estado, o vaya usted a saber. Seguro que al final habrá muchas ayudas públicas a las “start-ups” o similares que se llevarán los de siempre y como siempre.

Parte de la comida la dedicamos a compartir cuales son las cosas que el gobierno debería hacer para ayudar al desarrollo del pais.  Muchas de las cosas mencionadas no son nuevas, (no por eso son menos importantes) como el ajustar en las empresas el pago del IVA con el cobro de las facturas, la simplificación de trámites, etc. Otras son mas novedosas pero les dejaré a ellos que las cuenten cuando lo estimen oportuno.

A mi me gustaría centrarme en dos que son las que en mi opinión son mas relevantes. La primera tampoco es tan nueva, es, como dicen en Castilla: “El undécimo: No estorbar“. A mi me bastaría con que le gobierno no estorbara.

La segunda es mas difícil de conseguir e incluso de explicar, pero lo voy a intentar:

Existe un modelo de startup (hiper simplificado) o emprendedor que es el de:

  • Tienes una idea,
  • Te pones a currar sin sueldo ni nada dejándolo todo en el proyecto
  • Consigues un “angel investor”,
  • Empieza la carrera por crecer y hacer tu proyecto global,
  • Tu  “éxito” llega cuando vendes tu participación o sales a bolsa y te haces millonario.

Este modelo de startup supone que cualquier cosa que no sea hacerse millonario es un fracaso (y entiendo que los inversores lo puedan ver así, yo como inversor también lo vería así). Pero este modelo de éxito tiene tres problemas reales y muy serios:

  1. El esperanza matemática de tu inversión, resultado de multiplicar el ROI por la probabilidad de que pase, es peor que la de la lotería primitiva. El éxito  así definido llega en muy pocos casos.
  2. En España ese modelo deja la oportunidad de emprender a la gente con capacidad para estar unos años sin ingresos, y yo creo que la mayoría de los potenciales emprendedores no pueden llegar. El coste personal de ese modelo es demasiado alto, y en muchos casos es imposible.
  3. Desprecia la mayoría de proyectos empresariales, que no son tan así, que muchas veces mantienen algunas pocas familias, y que por cierto son los que generan la mayoría del empleo y pagan la mayoría de los impuestos. Ahora está de moda decir que tu proyecto es un proyecto de “auto-empleo”, y se dice con un cierto desprecio que a mi me enciende.
Yo creo que colectivamente nos iría mejor si cambiáramos el modelo de éxito, creo que deberíamos hacer por cambiar ese modelo mental. Yo creo que el éxito debe ser otra cosa.
Si consiguiéramos cambiar el modelo de éxito, yo creo que aumentariamos el número de gente que apostaría por tener éxito (es más fácil de conseguir y además tiene mas prestigio social), con mejores resultados globales (y no estoy solo hablando de resultados económicos) .
Yo por eso creo que hay que conseguir que el modelo “aspiracional” de nuestros emprendedores no sea el de hacerse millonario, sino el de crear riqueza a su alrededor, mejorar el mundo a su alrededor y si de paso se hace millonario pues estupendo.

13 thoughts on “Burbuja emprendedora”

    1. Estoy de acuerdo en todo lo que pones hasta la palabra “estorbar”.

      A partir de ahí, ya no.

      Pero creo que es oportuno sacar el tema, de todos modos. Exagerado hablar de burbuja de emprendedores (siguen siendo pocos aunque ahora hacen mucho ruido), pero creo que hay que ver cómo se hacen las cosas.

      El hecho de que los emprendedores sean algo políticamente correcto puede ser el principio de su fin. Quizás deberían buscarse otro nombre.

      1. Cuando Yo digo lo de “no estorbar” me refiero a no hacer las cosas más difíciles, pedir muchos papeles, apretar la tesorería de las PYMES, etc. No estoy proponiendo que el estado no tenga nada que ver con la actividad empresarial.

  1. Suscribo lo que dices. La cuestión es que el capital no financia a otro tipo de emprendedores y emprendimientos. Mientras sigamos “esclavos” de un sistema que basa el progreso en consumo+dinero no salimos del bucle. Todo esto comenzó a “viciarse” cuando los Rothschild y demás espúreos banqueros comenzaron a financiar primero guerras y después burbujas.
    Poco o nada nos queda a emprendedores y pymes para poder financiarnos una vez liquidada la red de cajas de ahorro para convertirlas en entidades facilmente fagocitables por los banqueros que nos han generado la última y todavía larga crisis.

  2. En España, parece efectivamente que emprender sea el nuevo mantra de los políticos. Pero las medidas que se toman, salvo contadas excepciones, suelen ser poco eficaces, con subvenciones y ayudas temporales que no solucionan los problemas de fondo.

  3. Las ayudas y subvenciones son un arma de doble filo.
    Me explico: Muchas empresas comienzan hiper-estimuladas con ayudas y subvenciones, haciéndolas más que competitivas. Pueden permitirse, gracias a esas ayudas, políticas súper agresivas de precios o condiciones. Las empresas más maduras y ya asentadas en el mercado no tienen estas ayudas, con lo que no pueden competir. Pierden mercado y al final, algunas de ellas, se ven obligadas a cerrar. En cuanto se le agotan las ayudas a las empresas hiper-subvencionadas, dejan de ser competitivas, porque su atractivo era las ventajas de la ayuda. Al no ser competitivas, cierran.
    ¿Qué hemos conseguido ayudando con subvenciones a una empresa? Dañar el tejido empresarial ya consolidado. Basar la competitividad de las empresas en mejoras de precio o condiciones. EL resultado final es que las empresas cierran.

    Estoy desacuerdo con el tono general del post, ayudar a las empresas, pero no a las grandes empresas, sino a las microempresas, allanarles el camino, simplificar los trámites… ahorrarles tiempo y ajustarse más a la realidad. Creo que dar pasta porque sí atraerá a una pandilla de buitres que saben hacer muy bien ese trabajo: Conseguir subvenciones para vivir de ellas, a costa de lo que sea.

    El futuro está en capacitar a las empresas y parte de esa capacitación es simplificarles la vida y que no tengan que ser arquitectos financieros para poder complementar un trámite administrativo.

    1. Me he debido expresar fatal, porque en ningún momento creo haber dicho que haya que subvencionar empresas. Lo único que he pedido es que la administración no estorbe.

  4. Estoy de acuerdo con vosotros .No hay que estorbar.Lo que pasa que los monopolizadores de siempre han acotado el campo de tal forma que el que emprende se ve teledirigido automáticamente hacia el fracaso y la desesperación. Pongo un ejemplo :la enseñanza.Vemos claramente cómo está monopolizada por parte de lo que llaman el Estado y yo llamo partida de amiguetes.Y el resultado de tal política es un fracaso total.Somos la risa del mundo educativo nivel mundial .Y lo que se salva es gracias al esfuerzo individual .Nunca es fruto de una política práctica y eficiente.Los resultados van de mal a peor.¿Por qué no se abre el grifo a iniciativas particulares? Pues porque perderían el chollo unos grupetes de sinverguenzas profesionales.Así de claro. Y dicen que son de izquierdas para más inri. ¿Por qué no promueven auténticos grupos de emprendedores que revitalicen el motor del cambio en la enseñanza…? Si claro , y yo que soy un inútil rematado , de qué viviría…….Creo que la agrupación de docentes en sociedades organizadas, cooperativas , sería una forma de romper las cadenas con que han atado y bien hundido nuestra sociedad….

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *