Recuperar la pasión en educación.

Por fin la red-volución va a llegar a la educación, estamos en el principio del principio del cambio.

Las TIC, que están en la base de la red-volución que estamos viviendo están también poniendo de manifiesto los problemas del sistema educativo.

Los profesores y maestros han perdido relevancia social (los maestros ya no forman parte de los poderes fácticos de los pueblos), han perdido prestigio (antes un Catedrático de universidad era alguien admirado, hoy es más bien percibido como un funcionario mas) y hoy responsabilizamos a estos mismos profesores de muchos de los problemas del sistema educativo.

Hemos vivido muchos años donde hemos pensado que la “informatización” del proceso educativo, es decir, hacer las cosas de la misma manera pero en digital (clases magistrales en vídeo, pizarras digitales, etc.). Ahora  finalmente los miembros de la comunidad educativa empiezan a entender que eso es solo como darle una mano de pintura a nuestro viejo carruaje, cuando en realidad lo que necesitamos es cambiar el sistema de ordenación del tráfico porque tendremos aviones personales e iremos volando.

Llevo dos o tres años aprendiendo de educación y he sido muy crítico con el colectivo de los docentes. En un colectivo de mas de 650.000 profesores de enseñanza reglada no universitaria hay de todo, y siempre hay un 5% de profesionales motivados y con pasión por su trabajo, es fácil encontrarlos en la red en muchos colectivos ( Chema, César , Jesús ).  Todos recordamos a los profesores que nos han marcado para lo bueno y para lo malo, y seguro que recuerdas alguno de esos maravillosos profesores que estuvo en la base de tus preferencias profesionales.

El sistema de valores de nuestra sociedad nos ha metido en un circulo vicioso, en el que la falta de motivación del profesorado (que es el factor clave de éxito más importante para una buena educación) hace que los profesores no consigan buenos resultados, y por tanto son percibidos como parte del problema. Además, como no hay recursos económicos son profesionales mal pagados, con lo que es difícil conseguir que nuestros mejores jóvenes quieran ser profesores (poco salario, poco prestigio social, poca capacidad de crecer e innovar) y como no tenemos a los mejores entonces la calidad de la enseñanza cae y el círculo vicioso se realimenta.

Tan es así, que en muchos proyectos educativos se le ha cambiado el nombre al profesor, ya no es el maestro ahora es el experto, o docente o el gestor de la comunidad… Como la imagen arquetípica que tenemos del profesor no es buena, entonces le cambiamos el nombre, no vaya a ser que nos confundan con un maestro de pueblo (sic!).

Hoy he aprendido que, en alemán, a la clase magistral se la llama “vorleson” que quiere decir leer en alto para otros. En ingles decimos “lecture” como lección que viene de lectura. Hoy la sociedad ha cambiado y la colaboración ha sustituido a la comunicación unidireccional, y ahora, por fin,  esto va a empezar a ser así en educación. A los profesores les ha asustado mucho la aparición de los medios sociales (han estado y lo siguen estando prohibidos en muchas instituciones educativas) y el uso de las redes sigue siendo testimonial en educación, pero ahora no les queda mas remedio que adaptarse o morir. La nueva sociedad está basada en las redes y la colaboración y en este mundo los que no se adapten perderán relevancia. ¿Cuanto tardaremos en ver el Uber de los profesores?

Yo creo que este cambio, para no ser traumático y conseguir que el enfermo sobreviva durante el proceso, necesita de un actor esencial, que  tiene que ser sujeto del cambio a la vez que impulsor, que tiene que ser protagonista, y al que la sociedad tiene que devolver el lugar que le corresponde

Me apasionan los buenos profesores, y creo que a ti también, algo nos dice que los profesores con pasión son la clave de este cambio, son los que van a sacarnos del circulo vicioso de (malos profesores, mala educación, poco prestigio y recursos, con lo que peores profesores) a un circulo virtuoso de profesores motivados, que producen educación de calidad, que mejora el prestigio, y consigue recursos y por tanto nos permite tener mejores profesores mas motivados.

Tenemos que recuperar la devoción por los profesores y los maestros, tenemos que ponerlos en el centro del cambio, y darles la herramientas para cambiar.

Mis dos centavos: NeuroK.es

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *