Sobre el #manifiesto

Lo que ha pasado en estas últimas horas con el #manifiesto ha estado muy bien, me parece una prueba de la nueva realidad que viene.

Pero hay una reflexión que no puedo quitarme de la cabeza, de hecho ya la he leído en twitter (@antonmas o @furilo)

Hace días decía que me falta imaginación para intentar resolver algunos de los problemas de «nuestro mundo», y hoy twitter y el #manifiesto han demostrado que se pueden cambiar cosas haciendo cosas de maneras nuevas.

La reflexión que me puede es la de porque no nos movilizamos con otros temas. El #manifiesto es importante para la red y el futuro de nuestra sociedad, pero ahora que se ha demostrado que la red puede influir en la política y organización de nuestra sociedad, que si todos nos movemos se pueden hacer cosas.

¿Por qué? Me gustaría entenderlo.

Lo fácil es pensar en que el problema es de valores o preocupaciones y entonces la pregunta es:

¿Que esquema de valores tenemos que nos movilizamos por este problema y no por otros?

Pero quizás el problema es que puede que con la defensa del #manfiesto lo que estamos defendiendo es que la red es relevante, y sobre todo con esto demostramos que tenemos razón, que somos relevantes.

En fin, a mi me gustaría entenderlo de verdad, para poder utilizar la red para resolver problemas endémicos (hambre, salud, muerte, guerras, … etc. )

14 comentarios sobre “Sobre el #manifiesto”

  1. Yo creo que la movilización ha surgido del hartazgo de que gente que no conoce como funciona Internet se meta una y otra vez a meter mano. Seguro que si Google decide no «encontrar» los sitios dedicados a determinada actividad no hubiese pasado nada.

    Segundo motivo, la sensación de que te la han metido doblada. Si hubiese sido una medida discutida y publica hubiese generado rechazo pero de otro «nivel».

    Por último, la movilización rápida. La velocidad de Internet es imprescindible para entenderlo. A un golpe duro ha reaccionado en 24 horas, la viralidad de la acción no puede ser combatida desde el mundo offline, bueno si, con una respuesta rápida.

    en cualquier caso, lo que se demuestra es que la gente reacciona cuando le tocan lo suyo o agreden su circulo de influencia. Mala señal si pensamos en arreglar grandes males endémicos.

  2. Yo creo que sí que nos movilizamos por otros problemas, pero ni al gobierno le interesa montar una reunión exprés con unos cuantos escogidos mediáticos ni a los medios les interesa demasiado.

    De todas formas internet no es más que un pedazo de la sociedad, y yo siempre pongo el mismo ejemplo: en mi facultad sólo hubo una huelga en los 5 años que estuve, y fue porque se cambió la marca de cerveza de la cafetería…

  3. A mi lo que me preocupa es lo que yo decía en un post anterior. Que los problemas GRANDES no los abordamos, por el motivo que sea pero el caso es que no lo hacemos.

    Yo creo que la red tiene la capacidad de resolverlos, solo tenemos que encontrar la manera de hacerlo.

    Gracias por los comentarios.

  4. Dices: «se ha demostrado que la red puede influir en la política».

    ¿Y de qué manera exactamente? Porque, a mi modo de ver, lo que se ha demostrado es exactamente lo contrario: que no ha influido nada. Mucho hashtag en twitter, mucho post en blog y una pantomima de reunión en la que, irónicamente, nos representa el pibe del que más se descojona colectivamente la twittersfera.

    ¿Pero es que no salimos todos a la calle a protestar contra el canon, que es a todas luces un robo insostenible y que en cualquier caso invalida de alguna manera el debate actual? ¿No salimos todos a la calle con la guerra de Irak? ¿Y qué ha pasado? Nada.

  5. Yo creo que portadas en todos los periódicos, una aclaración del Pte del Gobierno, muchos minutos de TV, medios tradicionales, etc. consguidos en solo unas pocas horas me parece un hecho relevante.

    Lo importante es que se produce movimiento en la clase política, y eso, aunque sea despacito, va provocando cambios.

    Salu2 y gracias.

  6. Aceptamos «relevante», pero asumamos que -por el momento al menos- no es trascendente.

    Es como las campañas de marketing en las que se genera mucha «notoriedad de marca» (aka relevancia). Pero, ¿qué paga las facturas? La conversión. ¿Has convertido más con esa campaña de marketing?

    No estoy en absoluto en contra del movimiento, que conste, pero creo que en general, mucho ruido y pocas nueces.

    Como me gustaría mucho estar equivocado, ¿recuerdas algo semejante en los últimos… 5 años? Movilización social y cambio práctico en el Mundo Real™… cuéntanos.

  7. Buf, vaya pregunta, yo creo que la respuesta obvia es el apoyo que Obama tuvo en la red, creo que sin la red hubiera ganado Hilary.

    En España no se me viene nada a la caneza, pero precisamente eso es lo que digo en mi post que #manifiesto ha demostrado que algo se puede hacer. Ahora solo necesitamos encontrar la manera de hacerlo y la motivación, y esa respuesta no la tengo, pero no dejo de buscarla.

    Salu2

  8. Porque estamos acostumbrados a que se arrincone cualquier opinión o gesto que se salga del guión.

    Los medios de comunicación funcionan como medios de propaganda y desmontan informaciones en cuestión de segundos descalificando como radicales o antisistema cualquier actividad fuera del carril marcado. Si es necesario se apela al miedo.

    …y este asunto estaba en el guión.

    El país se desmorona ante nuestras narices, pero tenemos una agenda completa de temas que debatir, excepto los importantes.

    Para reflexionar sobre cómo celebramos la constitución:
    http://www.elmundo.es/elmundo/2009/12/04/espana/1259924385.html

  9. Si romanticismos, yo creo que se reacciona primero por la gravedad del tema y segundo porque nos afecta directamente. Nos encontramos ante un recorte de nuestros grados de lbertad que comienza a ser insoportable. Claro que hay problemas muy graves en el mundo pero nuestra reacción es primero selectiva (ligada a la gravedad del tema y aquí se trata ni mas ni menos que de nuestra libertad) y después egoísta (actuamos porque nos afecta directamente a nosotros).

  10. Gracias, Jaime.

    Hans, yo creo que el problema es que la ecuación no es gravedad/cercanía, sino «como mola»*»cuanto me afecta», y siempre he pensado que el progreso se produce cuando empezamos a pensar mas en los demás y menos en nosotros mismos.

    La red tiene mucho de eso, a igual que todo el movimiento open source. Por eso son imparables.

  11. Agustín, sigo pensando que el grado de gravedad es determinante para que la gente se movilice. Lo que nos estamos jugando es que un funcionario nombrado por el gobierno decida sobre tu libertad de expresión.
    Por cierto, la red y el open source son tan imparables como la voracidad de Teddy Bautista.

  12. Ojalá, pero abundan los ávidos continuadores. Anyway, lo peligroso es lo que se legisle, quede perpetuado y afecte legalmente a la red o a su utilización en función de estos intereses. De momento, un aviso dentro de una «ley de economía sostenible» (eu flipo) y no pararán hasta que no le metan mano a uno de los últimos espacios de libertad mas o menos real. ¿Hubieras pensado hace 6 años que estarías obligado a pagar de forma preventiva un impuesto (canon) por comprarte p.ej. un móvil y que éste impuesto estaría recaudado, administrado y redistribuido por una sociedad privada? La red no se acaba, pero lamentablemente no se utiliza igual en Corea del Norte o en Cuba.

Responder a Hans Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.