2 thoughts on “¿Mata la escuela la creatividad?”

  1. Cuando tenía 7 años me leí mi primera enciclopedia. cuando tenía 13 años me leí mi segunda enciclopedia. Mi nota media al acabar los estudios obligatorios fue de un suficiente, o lo que es lo mismo expresado en números, un 5.

    Nunca nadie, ningún profesor o experto en la educación me ha detectado nada extraño. Nunca destaqué en clase. Tampoco era un niño revelde o similar. Para los profesores básicamente -en casi todos los colegios que estudié era básicamente un niño que “estaba en clase como si estuviera ausente”.

    Hasta donde yo se, un muerto no puede matar a otro muerto -la razón es evidente. Hasta donde yo se, el formato de escuela actual se creó a finales del siglo XIX. Así que la escuela no puede matar la creatividad porque la escuela ya está muerta -en el sentido de sistema escolar actual.

    Recuerdo como un/a profesor/a (guardo el anonimato, ya que estudié en varios colegios no hay forma de saber a quien me refiero) cuando nombraba mi apellido lo pronunciaba mal. Y lo curioso es que cada vez lo decía de una forma distinta. Mi segundo apellido es Guiadanes. A veces decía Guidanes, Guiadans, Gidanes…

    A día de hoy la información es tan grande y está a la vuelta de cada esquina (medios de comunicación visuales, prensa escrita, internet, redes sociales, blogs, etc.) que si ya de por si la formación ofrecida en las universidades está desfasada al menos en muchas asignaturas en una década, imaginemos como puede ser dentro de un par de años, o de tres, o de cuatro…

    Existen modelos educativos alternativos exitosos, existen modalidades de formación alternativas con resultados más que excelentes, existen profesores más que cualificados… y por supuesto, hay muchas ganas de hacer muchas cosas, en colaboración con las personas adecuadas.

    Muchas gracias por vuestra atención y que tengan un día genial, Fernando Javier

    fernandojavier2002@yahoo.es
    (00 34) 662 005 355
    Colaborador “AEST” (Asociación Española de niños y niñas superdotados y con talento).
    Colaborador de la fundación mexicana para niños y niñas superdotad@s TELEGENIO.

  2. Existe una forma muy sencilla que he desarrollado durante meses, que se explica en 15 minutos y se ejecuta una vez se ha aprendido en menos de dos minutos.

    Dicha forma bien puede considerarse como la evolución de la escritura. El alfabeto dicen los expertos que se ha inventado hace 6.00 años, y como bien dice LEonard Shalain -jefe de laparoscópica del California Center de San Francisco, en su libro “el alfabeto contra la diosa” (sobre el conflicto entre la palabra y la imagen), el hemisferio izquierdo del cerebro se relaciona directamente con el alfabeto: la imagen queda para el hemisferio derecho.

    Dice en esta obra Shalain, que siempre que ha habido un boom en el alfabeto, como por ejemplo el invento de la imprenta, en dichos periodos donde un proceso estimula o sobre-estimula el hemisferio izquierdo, la imagen y los valores femeninos (imagen, emociones, sentimientos) quedan relegados a un segundo plano en cualquier ámbito social de forma extrema durante estos booms.

    Lo que se realizó hace ahora un año y medio es un proceso por el cual, escribiendo una única palabra de una forma concreta, todo lo relacionado con dicha palabra, a nivel intelectual-mental y emocional-visual, simplemente se reordena intelectualmente (en el hemisferio izquierdo) y sana en el hemisferio derecho.

    Si hacemos el mismo proceso en su sentido inverso, lo que hacemos es algo mágico. Si utilizamos una palabra positiva, tal vez paz, amor, relajación, etc. todo lo relacionado con dicha palabra, ya sea una experiencia vivida, leída en un libro, vista en una película, todo lo relacionado con dicha palabra a nivel intelectual y a nivel creativo viene al consciente y se siente aquí y ahora.

    Este proceso puede utilizarse por si mismo o bien utilizarlo con cualquier otro proceso ya sea intelectual y creativo, cualquier línea de pensamiento filosófico, terapéutico, educativo o didáctico. Puedes utilizarlo para reordenar tus pensamientos y sanar tus emociones, así como desarrollar cualquier proceso interno: desarrollar habilidades y capacidades, aumentar tu coeficiente intelectual y creativo, la capacidad de memoria, las habilidades laborales, etc.

    Puede ofrecerse gratuitamente a través de internet con un sencillo programa, para que cualquier niño y niña del mundo pueda sanar cualquier trauma, para reordenar su vida en relación a sus metas, mejorar sus relaciones con sus amig@s, con su familia, etc.

    Y todo por aprender a escribir una palabra de una forma determinada.

    Que tengan un día genial, Fernando Javier

    El poder depende del conocimiento que uno tiene (Carlos Castaneda).

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *