Yo no creo en la propiedad intelectual

Con todo el lío que se ha montado a costa del  #manifiesto no he tenido reunión de amigos donde no haya salido el tema. Y lo primero que he entendido es que hay mucho lío. Se confunden, descargas, piratería, propiedad intelectual, derechos de autor, Internet, software libre, y no se cuantas cosas mas.

En este post solo quiero explicar mi punto de vista sobre la propiedad intelectual.

La propiedad intelectual es un fenómeno relativamente reciente, se puede leer una breve historia en la wikipedia, pero en cualquier caso es algo muy posterior al concepto de propiedad.

La propiedad intelectual surge para proteger a los autores y creadores (en realidad surge para dar prebendas y monopolios a los amigos del poder).  Ahora estamos empezando a ver que este concepto ya no protege a los autores, sino fundamentalmente a una industria surgida entorno a los autores. en mi opinión vamos a ver como cada vez mas autores huyen de este sistema de protección que no les protege sino que les perjudica, aunque eso el tiempo lo dirá.

Otro punto de vista importante es que hoy en día cada vez mas vemos que lo que nuestra sociedad recompensa es la aportación de valor. Es decir, a cada uno según su contribución, lo que mi amigo Alfredo ha llamado siempre meritocracia.

Analizando la creación en ese contexto, yo creo que todos podemos estar de acuerdo en que todas las creaciones están basadas en el conocimiento anterior. Nadie crea de la nada, todos aprovechamos el conocimiento que tenemos y que hemos aprendido de los anteriores (es la razón porque ya no estamos en cuevas).

Pues si ninguna obra se crea de la nada, y la creación se debe remunerar de acuerdo a la aportación de valor: ¿porqué todo el derecho de una creación tiene que ser para el autor? ¿no sería razonable que el valor de la obra fuera repartido entre todos los que han contribuido a su creación?

Mi conclusión es que la propiedad intelectual no es un mecanismo justo de reparto del valor que se crea, y además   tampoco protege a los creadores. En definitiva es una mala solución.

Yo que la alternativa al problema de la creación de valor está resuelta en el mundo del software libre, y para entenderlo no hay mas que leer «La catedral y el Bazar» o «La pastilla roja«.

Igual alguno ahora me dice que soy victima de la manipulación neoliberal para acabar con el estado. La verdad es que siempre me han llamado cosas raras, antes me llamaban anarquista, ahora me llamarán neoliberal, yo me quedo con que solo son mis puntos de vista.

9 comentarios sobre “Yo no creo en la propiedad intelectual”

  1. Ya, por esa razón de tres como el ingeniero ha aprendido todo de estudios previos para qué vamos a pagarle su trabajo, el albañil no ha nacido sabiendo hacer paredes, así que las haga gratis, y etc, etc…

    La creación intelectual cuesta trabajo, conocimientos, experiencia y talento. El que quiera ofrecerlos gratuitamente, bien por él. El que no, es perfectamente legítimo que cobre por su trabajo y la ley ofrezca los medios para que tal cosa sea posible. Otra cuestión es cómo y qué agentes intervendrán en el proceso, pero el gratis total no existe. O al menos no se sostiene a la larga.

  2. Muy interesante punto de vista. Es cierto que lo que se debería proteger es la aportación de valor neta a una obra, el problema es cómo instrumentarlo. He leido algo sobre el «copyleft» y creo que sería el método que más se acercaría a remuneración asociada al valor aportado en cada fase pero desde mi humilde opinión sigue teniendo dificultades de aplicación en campos distintos al software ya que siempre habrá una valoración subjetiva inicial.

  3. Gracias por los comentarios.

    Lo que yo quiero decir es que la «propiedad intelectual» como instrumento no es justo, y por tanto no sirve.

    El problema de como el autor se gana la vida, es algo a lo que tiene derecho, pero la sociedad no tiene obligación de garantizarle. Debe buscar alternativas. P.Ej.: «Me pagas antes de crear».

Responder a Plácido Cancelar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.