No son mejores pero si son de buena familia.

Hace muchos, muchos años estuve muy cerca de la gente de “buena familia”, y ellos tampoco son mejores, pero el ser de buena familia ayuda.

Yo no sabía lo que era la consultoría de negocio de alto nivel, ni lo que era hacer un master en una universidad de prestigio, tampoco en mi familia se hablaba de empresas,o marketing, o tenía la oportunidad de estar cerca de grandes empresarios. El mundo de la empresa me era completamente ajeno, todo mi entorno (familia, amigos, vecinos) estaba rodeado de profesionales de distintos niveles de cualificación, pero de profesionales y no de empresarios.

Cuando eres de buena familia puedes ir a los mejores colegios, a casa de tus padres van empresarios, o gente cercana al mundo de la empresa. Recuerdo a uno de ellos que me decía: “claro que conozco a X, tenemos el chalet en la misma calle en Gstaad, seguro que la veo este fin de semana”. Cuando naces en ese contexto familiar todo es mucho más fácil, quizás por eso es tan complicado cambiar de “clase social”.

Todo este rollo viene a cuento de que si estas en USA es como si fueras de buena familia, pero en lugar de familia lo que eres es del ecosistema adecuado. Y cuando hablo de ecosistema no hablo solo del dinero, sino de los valores y las ambiciones, las diferencias para mi mas importantes son:

  1. La preocupación por el futuro. La economía es muy potente pero muy dura y si con 60 años no tienes mas o menos resuelto tu futuro en le subcosciente colectivo está que vas a tener problemas y que nadie te va a a ayudar. En Europa, en el fondo todos sabemos que si nos va mal del todo es difícil acabar tirado en la calle del todo.
  2. La competitividad. Preguntaba a un emprendedor español  de éxito allí que porque había sido capaz de reclutar un equipo que ya había hecho mucha pasta en otros proyectos. Y la respuesta fué: “porque los americanos nacen para competir, les encanta competir”.
  3. La admiración por el dinero. No se si por el dinero en si, o mas bien por el dinero como métrica del éxito. Aquí no admiramos al que tiene dinero, yo diría que casi siempre es mas envidia que admiración.

Pero todo esto viene acompañado por algo sustancial, y es la potencia de la economia. Todo es enorme, los números, las autopistas, las incubadoras, los fondos de VCs, las tiendas, etc.

Hice el viaje de NYC a Boston en coche son como 4 horas de autopista, y son 4 horas con autopistas de 4 carriles llenas de coches, con gasolineras con 30 mangueras, en las que siempre hay alguien comprando algo en el DD o subway correspondiente. Todo es actividad económica y la economía corre a un ritmo trepidante.

Pero al contrario que en la vida social, hoy tenemos la manera de cambiar de “clase social” podemos conectarnos directamente con la gente de “buena familia”. La red nos permite estar allí, y yo vuelvo decidido a aprovechar esa oportunidad.

Yo ya imagino que aqui ahora las cosas son distintas, ( y digo imagino porque otra de las cosas positivas que me he traído ha sido una buena carga de optimismo, y he decidido no mirar demasiado a la realidad que vivimos en Europa), pero prefiero quedarme con la energia de la gente de “buena familia” y pensar que algo se me habrá pegado.

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *