Orgullo de padre

Mi hijo (se fue con 15 años) ha vuelto después de estar casi un año en China,en  哈尔滨市. Se fue el pasado agosto después de dar una de las primeras respuestas maduras cuando le propusimos irse un año a China (“Papa, dejame pensarmelo”).

Cuando tuiteaba lo orgulloso que estoy de como se ha comportado,

Alfonso me pidió un post, y aquí está:

El mundo es cada vez mas pequeño, y a veces los cerebros de los que nos rodean también (no hay mas que mirar los ranking de audiencia en televisión), la boina calada hasta las cejas que parece empequeñecer nuestro cerebro solo se quita viajando.

Hace un año mi hijo se fue a pasar un año en China, para quitarse la boina y aprender que no en todos sitios se desayuna cafe con leche, que hay gentes, culturas y valores diferentes.

Seguro que en este tiempo ha tenido momentos difíciles, problemas de muchos tipos, pero en este año ha aprendido Chino, y sobre todo ha sabido adaptarse sabiendo ser feliz por encima de todo lo que pueda haber pasado.

Creo que ha aprendido un montón, y sobre todo vuelve con ganas de seguir aprendiendo, de seguir conociendo.

Así que a la alegría de volver a abrazarle se une el orgullo de ver como crece y aprovecha lo que la vida le ofrece.

 

 

 

One thought on “Orgullo de padre”

  1. Lo digo y lo vuelvo a decir.
    Se fue un Atus (asi decia su propio nombre de pequeño) y volvió un Señor Agustin.

    Pero tambien digo, que no hace falta irse a China, con salir de Aravaca tambien se descubren otras culturas. Vamos, con lo caro que está el BonoMetro, quizas sea mas rentable irse a China. Los que no podemos, seguimos aprendiendo cada vez que subimos al metro. jajajaja

    Muy grande, los dos Agustines

Leave a Reply to Vivita Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *